Para impulsar una marca es recomendable invertir el 10% de sus ingresos en publicidad paga, para lo cual es necesario elaborar un plan teniendo siempre presente la etapa del embudo de ventas que se desea potenciar con cada campaña.